Cómo empezó la Obra Adventista del Séptimo día en Chiriquí

 

LA HISTORIA DENOMINACIONAL
 DE CHIRIQUI

"Goteará como la lluvia mi doctrina, destilará como el rocío mi razonamiento, como la llovizna sobre la grama, y como las gotas sobre la hierba." Deut. 32:2 ¡Cuán hermosas y verdaderas son estas palabras del gran libertador Moisés.

La Provincia de Chiriquí limita: Al norte con la Provincia de Bocas del Toro, al sur con el Océano Pacífico, al este con la Provincia de Veraguas, al oeste con la República de Costa Rica.

En 1913 Doña Carlota de Ellis visitó a su hijo Ismael Ellis, el cual vivía en la ciudad de David, Capital de la Provincia. El objeto de su visita fue de traerle las Buenas Nuevas de Salvación. De allí en adelante Doña Carlota siguió su ministerio enviándole literatura y cartas misioneras. Cuando Ismael se trasladó a la ciudad de La Concepción ya traía en su corazón el amor de nuestro Señor Jesucristo, y como él mismo lo repetía: "Cuando Cristo mora en el corazón, el hombre no puede callar".

El primer pastor que visitó la Provincia de Chiriquí fue el Pastor Shult; que casualmente ese día, fue la primera vez que el Pastor Trumer visitó la Iglesia y Shult le dió la bienvenida a nuestra Iglesia.

Cuando el Pastor Max Trumer visitó la Provincia Chiricana, Ismael, María su esposa, Gregoria y Patricia su suegra, ya estaban preparados para ser bautizados, lo cual se llevó a cabo en el Río Mula, por el Pastor Trumer; siendo ésta la primera cosecha de almas en el Valle de La Luna.

De allí en adelante Ismael Ellis siguió predicando el amor de su fiel Salvador. En ese tiempo no había carreteras ni carros, su medio de locomoción fue una yegüita de nombre "Mariana" sus campos de labor fueron: Sortová, San Andrés, Bijagual, David, Boquete y Volcán. Ya en 1914 circulaban en Chiriquí publicaciones Adventistas como Señales de los Tiempos, La Esperanza del Mundo, El monitor de La Juventud, Heraldos del Porvenir y la Revista Adventista.

La primera iglesia en ser organizada fue la de La Concepción, la segunda fue la de San Andrés, después David, Boquete, Santa Marta y Volcán. Creo que la primera iglesia de idioma español es la de La Concepción, es decir en la Unión Centroamericana. El primer anciano chiricano fue el señor Guberto Grajales, el segundo Balbino Muñoz y el tercero Librado E. Concepción.

OBRA EDUCACIONAL

 

Ismael Ellis fue un hombre de visión profunda. En 1919 inició una escuela para beneficio del pueblo de La Concepción. He aquí la lista de los primeros alumnos: Pedro Llovey, Consuelo Llovey, Polo Villar, Fredesbinda Beitia, Félix Beitia, Emérito Beitia, Dora Bartolí, Manuel Guerra, Concepción Batista, Generoso Olmos, José María Olmos, Aristides Golf, Faustino Concepción, Clementina Concepción, Librado Concepción, y Emperatriz Aisprúa. ¿Por qué sólo tres jóvenes Adventistas? Sencillamente porque no habían más adventistas en la ciudad de Concepción. Pero hay algo muy importante que se debe tener en cuenta y es la influencia de Ismael Ellis en el pueblecito de La Concepción. La sociedad confiaba y respetaba a Ismael Ellis.

Por el año de 1922 más o menos, Ellis se dio cuenta de que una familia norteamericana vivía en Palmira, Potrerillos; él visitó a esta familia y la invitó a trasladarse a Concepción, lo cual hicieron. Se trataba de la familia Thorp. Librado Concepción le mostró a Mr. Thorp un lugar donde podía labrar polines para el ferrocarril, lo cual hizo como parte de su trabajo en este distrito. Mrs. Thorp hizo una gran obra o labor en favor de la juventud. Hubo años que mantuvo en la escuela hasta 20 niños, sino recuerdo mal, ella pagaba la educación. Gracias tardías a Mrs. Thorp por esa labor de amor cristiano. La juventud es la iglesia del futuro y el futuro de la iglesia. La escuela de La Concepción es la madre legítima del Instituto Adventista Panameño del Bongo. "Educar es Redimir".

Ismael Ellis tuvo desde el principio la idea grande y humana de llevar la luz gloriosa del evangelio y la educación a los indios de las montañas de Chiriquí. En 1924 invitó a los pastores de la Asociación, Larson y Pole para hacer un viaje de exploración desde Concepción hasta Santiago de Veraguas. En el mes de marzo se inició el viaje. El grupo estuvo formado por el Pastor Larson, el Pastor Pole, el Pastor Ellis, Anastacio De León, y Librado Concepción. Salimos de La Concepción a las cuatro de la mañana a caballo. A las diez de la noche llegamos a Chorcha, al rancho de un señor. Nos dio unos tablones en calidad de cama. Ellis le pidió que nos diera algo de comer, pero él dijo que no tenía nada. Después de insistir el hombre dijo, allí hay un gallo, se los voy a cocinar, cuando Ellis vió el gallo, éste estaba enfermo de moquillo. Ellis le dijo que no podíamos comer ese gallo. En la madrugada Ellis le volvió a decir que hiciera algo; bueno, dijo el hombre, les cocinaré arroz lo cual hizo, pero al servirlo notamos que tenía costillas de puerco. Por supuesto no lo comimos.

Salimos de madrugada rumbo a Tolé, cuando estaba oscureciendo llegamos al Río Tolé, el que escribe iba adelante, el caballo tropezó y nos fuimos barranco abajo. Lo único que yo recuerdo es que estabamos nadando en un charco profundo. Ellis conmovido les dijo hemos perdido a Librado Concepción, pero qué sorpresa, Librado les gritó desde el otro lado del río y les indicaba por dónde cruzar. Librado no recibió ni un razguño ni el caballo tampoco. "El Angel de Jehová acampa en derredor de los que le temen y los defiende." Sal. 34:7

En 7 días llegamos a Santiago, descansamos dos días y después volvimos en otros 7 días a La Concepción. Cuatro caballos quedaron en el camino, el mio volvió de regreso, pero jamás volvió a servir.

 

RESUMEN

Calor, garrapatas, cuscusas, coloradillas, zancudos, chitras, jejenes, etc. Pero, "Los que sembraron lágrimas, con regocijo segarán" Sal. 126.5

LA OBRA ENTRE LOS INDIOS GUAYMIES, AHORA NGÖBE-BUGLE

(Contribución de Carlota Ellis, hija del Pr. Ismael Ellis)

 

Fue a fines de 1928 cuando mi padre, el hasta entonces conocido solo como el hermano Ellis, fue enviado con su familia que apenas constaba de 5 personas. El, mi papá , mi mamá, mi hermana Patricia, una amiga y hermana recién convertida, Santos Justavino - hoy Santos de Lezcano y su servidora Carlota. Después de viajar tres días en barco desde Puerto Pedregal en David, y dar la vuelta por Puerto Armuelles, llegamos a Remedios, de allí viajamos a caballo hasta Chichica, lugar de nuestro destino final; no sin antes hacer escala en Tolé para conseguir caballos nuevamente y el guía que nos acompañaría. Al llegar a Chichica después de viajar un día entero, nos hospedamos en una choza que luego fue alquilada para residencia y centro de reuniones. Allí acudían diariamente familias enteras con sus enfermos y eran atendidos por mis padres. Como Dios les iluminaba qué hacer en cada caso, los enfermos sanaban. Esta noticia se fue extendiendo por toda la región y así seguían aumentando el número de pacientes.

Algunos meses después de haber llegado, mi padre enfermó y tuvo que viajar hasta la ciudad capital a recibir atención médica. En ese lapso se hizo amigo del entonces secretario de Salud Pública el Dr. Arnulfo Arias. Al contarle mi padre de la obra que estaba realizando entre los indios, le obsequió gran cantidad de medicamentos de primeros auxilios los cuales fueron de gran utilidad.

Cierto día más o menos un año después de haber llegado, se presentó a casa un indio de unos 25 a 30 años de edad. Este estaba muy enfermo, tenía el vientre muy abultado y estaba muy delgado; sufría intensos dolores en el abdomen. Mi Papá lo observó, le hizo algunas preguntas y después de un rato le diagnosticó que tenía parásitos y comenzó a tratarlo. Después de unas semanas se empezó a notar una mejoría progresiva; el indio botaba tricocéfalos por montones. Bien, a medida que le trataba mi papá la enfermedad del cuerpo, le hablaba del Médico Divino y éste sanó sus dos enfermedades. Más o menos tres o cuatro meses después, Pedro Montero regresó a los suyos en Cerro Iglesia sin los tricocéfalos pero con Jesús y su mensaje en el corazón y empezó a trabajar con sus familiares y vecinos. Pronto mi papá fue a visitarlos y a evangelizarlos, hasta que un buen grupo aceptó a Jesús. No faltó en todo esto, gente que procuró destruir la obra y evitar que los indios siguieran aprendiendo cosas nuevas y mejores maneras de vida, y se propusieron a hacer la guerra pero no a ellos sino a papá y a nosotras.

Sin razón alguna lo acusaron de violador de las indias, de robarles sus productos y muchas cosas más, hasta decían que estaba levantando a los indios en contra de sus caciques y curanderos y cuando menos pensó, lo llamaron a que compareciera con urgencia a David a responder a los cargos. El Alcalde de Tolé, quien conocía muy bien a mi papá le dijo al Gobernador que si no dejaba libre a Ismael, él le daba su renuncia como alcalde, ya que él podía responder por la inocencia de Ellis.

Dios intervino y el mensaje del alcalde Juan Castrellón hizo que papá regresara a la semana para encontrar que nos habían quemado la casa, aprovechando que sólo estaba mi mamá adulta y las demás que eramos pequeñas, es decir, menores. De ese incendio sólo pudimos sacar antes de que se quemara un órgano, la mesa del comedor, la cual nos sirvió de techo esa noche y unas cuantas ropas de cama que estaban tendidas fuera de la casa. El día siguiente fue sábado. y allí debajo de la mesa (nuestro único techo), cantamos y tuvimos nuestro culto de Escuela Sabática. Luego algunos indios vecinos nos visitaron y nos trajeron yuca, la cual asamos en las cenizas que aún contenía suficiente calor. Esa fue nuestra comida ese día; también ellos nos informaron que sabían quién y por qué habían quemado la casa y habían tratado de envenenar a mi madre con una botella de leche que le habían traído de regalo el mismo día que habían causado el incendio.

Este incidente hizo que más gente se informara de nuestra presencia en el lugar y acudían para ver y recibir tratamiento médico o para invitar a mis padres a visitar a sus hogares a curar a sus enfermos. Algunos de éstos fueron verdaderos milagros que realizó Dios por medio de ellos. Yo estoy convencida de que la Obra Médica es la mano derecha del mensaje de los Tres Ángeles. Jesús lo demostró así, cuando anduvo haciendo bienes y curando a los enfermos.

En 1931, José Lucío Chavanz, fue enviado a Cerro Iglesia como misionero y el año siguiente dio comienzo a la Obra Educacional. Ya en 1930, el Pastor Ismael Ellis había bautizado 33 preciosas almas. Enciclopedia Adventista, pág. 959 en inglés.

 

CUANDO Y DONDE COMENZÓ LA OBRA EDUCACIONAL EN PANAMÁ?

 

En 1926 y 1927. Elena Kelman estaba al frente de un grupo de alumnos de secundaria en las Cascadas, Zona del Canal; he aquí los nombres de ese grupo de estudiantes: Betegón de Panamá, Huberto Granados, de Colombia; Félix Granados, de Colombia; Guillermo Bayne, de Colombia; Faustino Ortega, de la Zona; Poligénita De León, de Chiriquí; Presentación De León, de Chiriquí; Arcadio González, de Chiriquí; Amada Rodríguez, de Costa Rica; Claudia Rodríguez, de Costa Rica; Carlos Robaina, de Venezuela; Clementina Concepción y Librado Concepción. En 1927 este Departamento Educacional fue trasladado a San José de Costa Rica y se llamó "Academia Adventista Centroamericana"; así nació el CADES, de Alajuela.

 

TESTIFICANDO EN LA CÁRCEL

 

En el año 1942, algo sorpresivo sucedió a las Iglesias de La Concepción y San Andrés, por orden del gobierno fueron cerradas. La hermandad al recibir tal noticia se retiró al monte a orar. La policía les buscaba y los encontraron orando. El oficial, al encontrarlos les dijo, Saben ustedes que es prohibido cantar y orar? Inmediatamente los llevaron como reos comunes y vulgares. Al pasar escoltados al frente de la casa del Pastor Librado Concepción, él salió a su encuentro y les animó con las siguientes palabras: "Hermanos, no guarden ningún resentimiento contra las autoridades."

Al llegar a la cárcel, en la puerta estaba un teniente alto con aspecto imponente. El Pastor Concepción le hizo la siguiente pregunta: ¿Están los señores Adventistas aquí? Sí, respondió el militar, pero estaban incomunicados. El pastor Concepción le dijo al teniente: "Ellos no han quebrantado las, leyes de la República de Panamá". El oficial replicó: ¿Y usted, quién es? Le contestó el pastor: Soy un ciudadano panameño que desea ver a los Adventistas". El hombre de uniforme le dijo al pastor: "Muéstreme su cédula"; el Pastor le dijo: "Se me quedó en la casa"; entonces el oficial le dijo al pastor, "sabe usted que lo puedo meter a la cárcel por contravención". El pastor le contesto de la siguiente forma: "Lo sé, pero si es por la cédula, la puedo mandar a buscar ahora mismo. Así terminó la conversación del pastor y el señor del uniforme.

Después llegó el señor Néstor Aisprua, ex-alcalde de La Concepción. El quería ver a los hermanos cristianos (así los llamaba él), y le dijo al oficial; "No sabe usted que ese es el único pueblo que hace oración por ustedes?

¿Cómo la Iglesia Adventista Central de David llegó a existir?
Por Terze g.b. (Fuente: Aurelio de León)

Como dijimos antes, la iglesia central de David, como llegó a conocerse a mediados de los 80's, fue la tercera iglesia en ser establecida. En el lugar que ocupara esta iglesia años más tarde había primero una casita con techo de tejas en la que funcionaba una lavandería de un señor apellido Mathison, quien lavaba ropa para el ejército de de los Estados Unidos en la década de los 40's aproximadamente. Posteriormente, se empezó a reunir allí una pequeña feligresía de Adventista. Cuando el señor Mathison se fue le vendió la pequeña choza a la asociación adventista, pero no fue sino hasta inicio de los 60's cuando por iniciativa de los hermanos que se reunían en la endeble choza, que se empezó a construir el templo. Un testigo presencial nos relató que ellos tuvieron que poner de su dinero para que se empezara a levantar la edificación, consiguieron una máquina de fabricar bloques de concreto e iniciaron la obra. No fue sino hasta cuando acabaron de fabricar todos los bloques necesarios que iniciaron la construcción del templo, hasta que lo terminaron.

Luego de esto la labor misionera se intensificó y en breve tiempo la feligresía de Adventistas en la Ciudad de David, creció tanto que hubo que dividir dicha feligresía en dos turnos porque todos juntos no cabían a la vez en el templo. Por lo tanto se organizó un culto de 7 a.m a 10 a.m y otro de 10:30 a.m a 12:30p.m. El segundo turno quedó compuesto en su mayoría por una feligresía de mayor edad; a este turno se le llamaba iglesia de Bethel, mientras que el primer turno se llamó Iglesia Rosa de Sarón. La iglesia Rosa de Sarón continuó adelante con sus esfuerzos evangelísticos y fundó cerca de 10 congregaciones más, mientras que reforzó a otra media docena.

La labor misionera de la iglesia Rosa de Sarón continuó así hasta que el 13 de Abril de 2002  la misión occidental panameña de los Adventistas decidiera desfraternizar a toda la iglesia Rosa de Sarón por no querer someterse al movimiento ecuménico lo cual significa dejar de pregonar el triple mensaje de Apocalipsis capítulo 14 y 18 y por querer mantener su posición Bíblica e histórica acerca del Hombre de Pecado y el Papado.

Con esto se marca un hito en la historia eclesiástica adventista interamericana al desfraternizar por primera vez a una iglesia completa.

NO SOMOS UNA OCTAVA IGLESIA, sino que la Nueva Organización ha sido formada por la conferencia General de los Adventistas al negar las doctrinas Bíblicas y enseñar a través de sus publicaciones, y sus pastores el vino de Babilonia(Falsas Doctrinas)  cumpliendo lo que está escrito en 2 Mensajes Selectos 239. Léalo por usted mismo aquí. 

Pero usted estimado lector debe recordar que Ser Laodicense es ser tibio y que por lo tanto El Testigo Fiel arrojará de su boca la tibieza. No obstante al que venciere le dará vida eterna.

___________________________________________________________________________

Para saber por qué nos echaron lee estos artículos:

1.Qué hizo Rosa de Sarón que le costó la desfraternización

2.La Historia no ha terminado aún

Qué Significa Nuestro Logo